¿Por qué asociarse?

Hay diferencias entre nacer y fundar, aunque en ambas se pueda hablar de acto.

abcdario Freud ↔ Lacan se gesta en Grupos de estudios en los que lo que se sabe es que no se sabe mucho sobre el inconsciente freudiano y sus derivaciones, a la vez que se confronta sus exigencias en la clínica llamada psicoanalítica. Los Grupos de estudios son un buen paso posterior a los cursos universitarios; congregan a profesores, profesionales jóvenes y estudiantes que se animan en una transferencia ya iniciada en la Universidad, alimentada en la legítima suposición del maestro como el instrumento necesario de producción de saber.

Los Grupos funcionan, pero hay un momento que puede ser crucial si se lo escucha. También se lo puede desatender. Si se lo escucha, se acepta que ese modo de adquirir buenos conocimientos no es suficiente, que hay que pasar a otra cosa, a otra modalidad en la que sea posible un tipo de intercambio que no se acomode a la adquisición de unos cuantos saberes teóricos y otras tantas elucubraciones sobre la práctica. Es el momento de dejarse llevar por las preguntas sobre el propio inconsciente, sobre el efecto sujeto en una cura, y como consecuencia, sobre la formación como psicoanalista y su injerencia en la transmisión del psicoanálisis.

Así nace abcdario Freud ↔ Lacan, de Grupos de estudios a “Seminario de los miércoles” y a la escucha oportuna de ese momento cualquiera en que se decide, en tales espacios de trabajo, que no se puede continuar cómodamente allí en la lectura y la discusión; que si se quiere formación de analistas, hay que institucionalizarse, hay que asumir otro estatuto, otro lugar, otras responsabilidades y desafíos. Así surgen propuestas, acuerdos y principios fundamentales que se revisan, y son 17 voluntades las que deciden asociarse y tomar la apuesta de fundar una institución para la formación de analistas y la transmisión del psicoanálisis. Se elige un nombre, se lo argumenta y, desde hace 9 años se lo pone a prueba; un nombre en el que su a inicial escribe el reconocimiento de un proyecto de formación en torno a un objeto inalcanzable, causa de deseo, y las letras de un alfabeto inconcluso que le siguen, marcan la partida y el compromiso de trabajo en referencia a las fuentes de teoría y clínica en Sigmund Freud y Jacques Lacan.

En Quito y en alguna otra ciudad de Ecuador, como en cualquier lugar del mundo, hay instituciones psicoanalíticas. abcdario Freud ↔ Lacan no pretende nada mejor ni único. Sus principios no son otros que los que Freud inicia y Lacan afina cuando decanta el deseo de analista como fruto no obligado de un proceso de análisis que hará posible un saber hacer en la clínica. Hay instituciones de formación porque el psicoanalista no se hace solo y esta institución en particular mantiene en atención permanente esa formulación, haciéndose cargo de sus propias interrogaciones, contingencias y matices, sin tomar la teoría y la práctica clínica como dogmas de fe y rituales incuestionables.

Como efecto de la misma afirmación lacaniana de que un analista se hace y se autoriza con otros, abcdario Freud ↔ Lacan mantiene con la Asociación Lacaniana Internacional (A.L.I) constituida por discípulos directos de Lacan, un lazo transferencial importante que favorece la consecución de sus objetivos.

Marlene Aguirre

Quito, 14. 03. 2021

Divan Jacques.jpg

Directorio

marleneaguirre.jpg

Marlene Aguirre

Coordinación General

Virna Pinos.jpg

Virna Pinos

Comisión de Publicaciones

ivansandoval.jpg

Iván Sandoval

Representante Legal

pilarmorillo.jpg

Pilar Morillo 

Tesorería

cristinaarroyo.jpg

Cristina Arroyo

Coordinación de Enseñanza

Isadurango.jpg

María Isabel Durango

Difusión

Miembros

mujeraltocontaste.jpg

Edda Paimann

edisonvillavicencio.jpg

Edison Villavicencio

Nora sigal.jpeg

Nora Sigal

kettygrun.jpg

Ketty Grun

gonzalorodriguez.jpg

Gonzalo Rodriguez

margaritacazar.jpg

Margarita Cazar